baños de bosque

Pasear y realizar ciertas actividades bajo los árboles tiene muchos valores saludables para nuestro cuerpo y nuestra mente. Muchos estudios científicos lo avalan. Llamada Shinrin-Yoku, en Japón hace muchos años que vienen prácticando esta actividad, por sus características terapeuticas y saludables. Cada año, más de dos millones de personas viven esta experiencia.

 

El baño de bosque es un paseo especial, siguiendo unas pautas concretas con técnicas mindfulness para vivir una experiencia sensorial muy placentera, bonita agradable y muy saludable.

 

La actividad va acompañada de una sesión de cuencos tibetanos y cantos armónicos, con actividades mindfulness, para que acabe de ser mucho más completa.

 

Sentir las texturas de los árboles... los subtiles sonidos del bosque... sus fragancias... es una experiencia singular, saludable, creativa y, sobretodo, de gran belleza.

Los árboles emiten una vibración con la que regulan la energía de los bosques. Con ésta se comunican entre sí, y van equilibrando todo su hábitat, el bosque, para que reine la armonía. Por esta razón sentimos tanta paz cuando nos adentramos en alguno de ellos.

 

Se han hecho muchos estudios para estudiar las frecuencias de los bosques y se ha llegado a la conclusión que éstas, al igual que los cantos armónicos, cuencos tibetanos, gongs, etc., tienen un gran beneficio para nuestra salud. 

Vivir Baños de Bosque es una experiencia muy interesante y beneficiosa para la salud. Con una sesión de unas dos horas, se consigue:

  • aumentar la concentración.
  • bajar el ritmo cardíaco.
  • desarrollar la sensibilidad.
  • reducir el estrés y ansiedad.
  • crear más bienestar en cuerpo y mente.
  • aprender de la naturaleza.
  • pasar un buen rato extraordinario y saludable.